indie dreams


Colwyn Thomas… when africa meets asia

Artista gráfico de gran sutileza y visión sumamente emotiva, Cowlyn Thomas es un ilustrador de Sudáfrica que proyecta una visión integrada del las técnicas orientales de dibujo y su vida en África con un feeling súper actual.

Sus principales influencias son Schiele y Hasui, las novelas gráficas y Disney. Sus ilustraciones son hechas a mano, para posteriormente escanéarlas y pintarlas digitalmente.

Sus imáganes son realmente inspiradoras no importando si son comisiones u obra personal.

____________

Graphic artist of huge subtlety and very touching vision. Cowlyn Thomas is a south african illustrator who project an integrated vision of the oriental techniques of drawing and his life in Africa with a very trendy feeling.

He is influenced by artists such as Schiele and Hasui, the graphic novels and Disney. His illustrations are hand made, but colored digitally.

His images are truly inspiring, no matter if commissions or personal work.

Anuncios

Nuit Blanche… love at first sight.

Para no quedarme atrás y abandonar el cliché en el día más cursi del año, heme aquí posteando una historia de amor pero con todo el poder del CGI.

Los sentimientos se materializan en imágenes con gran fuerza, pero también con gran sutileza gracias a un efecto highspeed que incrementa la tensión de la imagen. Actuaciones con gestos casi imperceptibles que junto con la animación hiperrrealista, hacen de este proyecto un filme redondo.

El corto estuvo a cargo del Spy Films, dirigido  y fotografiado (magistralmente) por Arev Manoukian.

El making of se puede ver aquí.


Banksy… social artist

Si de hacer crítica social de una manera sencilla y creativa, Banksy (inglés) es el gran maestro de nuestra época.

Su trabajo pictórico y su graffiti muestran un estilo crudo y al mismo tiempo juguetón en donde la decadencia de una sociedad consumista se hace presente en la conjunción de personajes tan ficticios como Ronald McDonald y Mickey Mouse, con personajes tan reales como niños de del tecer mundo o gordos americanos orgullosos de su fast food y su fast life.

Su nivel satírico es tan alto que resulta en una aplastante honestidad que nos grita a la cara la urgencia de un cambio de rumbo antes de que el arte y la política terminen siendo meros chistes de lo que pudieron ser.